Archivo de la etiqueta: pequeñas cosas

Cuando pensabas que no te veía…

Estándar

Hay una carta que me llegó hace un tiempo, y cada vez que la leo se me escapan algunas lágrimas (de las buenas, no se espanten).

Hoy la compartí en un desayuno con gente que quiero mucho de la escuela de Paternidad en donde estudio, y me dieron ganas de compartirla aquí también.

Me ayuda a recordar lo importante que es estar presente en la vida de mis hijos. Y cuando digo presente me refiero a darles mi atención, no solo mi presencia física.

Y al darles mi atención, agregar la conexión emocional que nos une y nos engrandece mutuamente, a través de miradas, pláticas, juegos, caricias… en fin, la lista es eterna.

Y sobre todo, me recuerda la importancia de mis acciones en la vida, ya que lo que hago impacta de modo profundo a mis hijos.

Me recuerda a una maravillosa terapeuta a la que conocí algún día en un taller que nos hablaba sobre la importancia de no criar a nuestros hijos con ‘empty words’ (palabras huecas), ya que la única manera en que van a aprender es a través de nuestro ejemplo.

Es verdad… los niños necesitan ver congruencia entre nuestras palabras y nuestras acciones…  muchas veces las palabras se las lleva el viento.

Hay varias versiones de esta carta en español y creo que algunas variantes en inglés también, pero eso es lo de menos, lo importante es lo que se logra transmitir.

Aquí les paso una versión en inglés y una en español.
También un video que está muy lindo, con un mensaje al final de parte de ‘los niños del mundo’ que me llega al corazón.

Que lo disfruten…

CUANDO PENSABAS QUE NO TE VEÍA…

Cuando pensabas que no te veía,

te ví pegar mi primer dibujo al refrigerador,

e inmediatamente quise pintar otro.

Cuando pensabas que no te veía,

te vi arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir,

pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida.

Cuando pensabas que no te veía,

te escuché pedirle a Dios

y supe que existía un Dios al que le podría yo platicar y en quien confiar.

Cuando pensabas que no te veía,

te vi preocuparte por tus amigos sanos y enfermos

y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

Cuando pensabas que no te veía,

te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada

y aprendí que aquellos que tienen algo deben compartirlo con quienes no tienen.

Cuando pensabas que no te veía,

te sentí darme un beso por la noche

y me sentí amado y seguro.

Cuando pensabas que no te veía,

te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella

y aprendí a cuidar lo que se nos da.

Cuando pensabas que no te veía,

vi como cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien,

y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.

Cuando pensabas que no te veía,

ví lágrimas salir de tus ojos

y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

Cuando pensabas que no te veía,

ví que te importaba

y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

Cuando pensabas que no te veía,

aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca.

Cuando pensabas que no te veía,

te ví y quise decir: ¡Gracias por todas las cosas que ví, cuando pensabas que no te veía!

-Autor desconocido.

“When you thought I wasn’t looking”

When you thought I wasn’t looking,
I saw you hang my first painting on the refrigerator,
and I wanted to paint another one.

When you thought I wasn’t looking,
I saw you feed a stray cat,
and I thought it was good to be kind to animals.

When you thought I wasn’t looking,
I saw you make my favorite cake for me,
and I knew that little things are special things.

When you thought I wasn’t looking,
I heard you say a prayer,
and I believed that there was a God to talk to.

When you thought I wasn’t looking,
I felt you kiss me goodnight,
and I felt loved.

When you thought I wasn’t looking,
I saw tears come from your eyes,
and I learned that sometimes things hurt,
but it’s alright to cry.

When you thought I wasn’t looking,
I saw that you cared,
and I wanted to be everything that I could be.

When you thought I wasn’t looking,
I looked….
and I wanted to say thanks for all the things
I saw when you thought I wasn’t looking.

 Author: Mary Rita Schilke Korazan

“NO TE PREOCUPES SI TUS HIJOS NO TE ESCUCHAN…TE OBSERVAN TODO EL DIA”.
Madre Teresa de Calcuta